Manises, ciutat històrica i laboriosa  desde 1924 pero ¿por qué?

el Arte manises¿Te has preguntado alguna vez de dónde procede el escudo y el lema de Manises?

Ambos se incorporaron al municipio durante el siglo XX. En 1934 el alcalde de Manises detectó que la ciudad no disponía de un escudo oficial que la represente en los actos oficiales. Así que el Sr. Alcalde hizo sus pesquisas y decidió recuperar el escudo de la familia Boil quienes, reinando Jaume II, adquirieron el señorío de Manises y promovieron con interés el desarrollo de su cerámica. Antes, en 1238, Jaume I El Conqueridor, ya se la había concedió a otro señor, Artal de Luna, un noble aragonés a su servicio. En cuanto al lema, este se incorpora en 1924, cuando el rey Alfonso XIII le concede el título de Ciutat histórica i laboriosa al municipio para destacar su importante actividad ceramista con una continuidad de más de 700 años. 

Cosas que ver en Manises

Hay muchas cosas que descubrir en Manises y todas ellas tienen relación con la cerámica. A continuación te proponemos algunos lugares de interés relacionados con el origen árabe de Manises y su histórica producción cerámica. No puedes perderte la Avda. Blasco Ibáñez ni la fachada renacentista de la Escuela de Cerámica inaugurada en 1916 o el portal de la antigua Fábrica de Mayólica de Francisco Valldecabres y, sobretodo, no te olvides de visitar el Museo de la Cerámica ubicado en una casona construida durante el XVIII.

El Museo de la Cerámica de Manises supera los fondos que alberga el Museo Nacional de la Cerámica y Artes Suntuarias de González Martí de Valencia. Este museo se inaugura en 1967.  Hoy su colección cuenta con 5.500 piezas de cerámica que nos permiten interpretar la evolución que la cerámica de Manises ha experimentado desde el siglo XII hasta el siglo XX. 

Fábrica El Arte de Juan Bautista Huerta Aviñó

bautista huerta aviño matrimonio

Otro edificio a destacar es la antigua Fábrica El Arte, construida en 1922 por el ceramista Juan Bautista Huerta. Este hombre fue un ceramista virtuoso que diseñó la decoración de su propia fachada, pensando en que sirviera de reclamo publicitario de sus trabajos en cerámica. Para ello utilizó una decoración que combinaba estilos de forma equilibrada. Utilizó la técnica del trencadís de Gaudí para el zócalo del edificio y la recreación de escenas que simbolizaban la productividad y el buen fabricar. Entre ellas podemos ver la figura del dios Mercurio o el Vaso de la Alhambra, paradigma de la época como pieza emblemática mejor realizada de la edad media.

La fábrica se convirtió en residencia a partir de 1924. Año en que el Juan Bautista se casó con Doña Dolores Gasset. Durante su Luna de Miel, la pareja visitó la Alhambra y este viaje trastocó la visión del fabricante. Huerta, embelesado por la decoración de la Alhambra, recuperó la tecnica hispanoárabe de reflejos dorados heredada de Córdoba en el siglo XIV y la combinó con otros estilos. Entre ellos estaba el Art decó, tan en voga a principio del siglo XX. De ahí la genialidad de J. Bautita que perfeccionó el reflejo metálico de tradición hispanoárabe y exportó el estilo al resto de Europa.

Cuando visites la fábrica fíjate en la puerta que hay a la derecha del edificio y verás hasta que punto le impactó el reflejo dorado que, durante la ampliación de la fábrica a vivienda, decoró el segundo cuerpo de la fachada siguiendo como modelo la yesería de la Alhambra. Te dejamos esta fotografía del matrimonio durante su Luna de Miel. 

Fábrica José Gimeno Martínez

Otro lugar interesante es la Fábrica José Gimeno José Gimeno. En 1925 este artesano de familia humilde recibió una subvención estatal para estudiar en París. Durante su estacia en Francia visitó la Exposición Internacional de Artes Decorativas y se quedó impresionado por la riqueza de la cerámica popular valenciana de los siglos XII y XIII que se expuso en esta muestra. Una vez de vuelta en Manises, Gimeno investigó las fórmulas y técnicas en desuso de la cerámica tradicional valenciana. Hoy la fábrica sigue en pié y sus descendientes mantienen la misma producción artesanal que desarrolló José Gimeno.

En su taller podemos ver como se producen los típicos alfabeguers de la zona. Estamos hablando de un jarrón exclusivo de Manises diseñado para contener un único tipo de planta: la albahaca. El nombre de alfabeguer procede del término árabe de al-habaqa, adaptado al valenciano como alfabega. Este jarrón cumple una doble función: por un lado sirve de elemento decorativo dónde colocar una albahaca y, por otra parte, su diseño favorece que el aroma de la planta se expanda por el ambiente para espantar a los mosquitos que el río Turia concentraba ya en época árabe. 

Restaurante Casa Guillermo

Cualquier excursión cultural que se precie tiene que contar con un almuerzo típico de la localidad que se visita. Si vienes a descubrir la cerámica de Manises te recomendamos que pases por la antigua Fábrica Cerámica de Manises, hoy reconvertida en el Restaurante Casa Guillermo, un sitio con solera y tradición en arroces, anchoas y asados.  El edificio, construido en 1870, se declaró monumento protegido y tiene un patio con mucho encanto para tomar algo al sol.

 

0
0
0
s2smodern